Son 2 las principales vías para reclamar ante los juzgados por las tarjetas revolving:

Por ser usutarias al imponer elevados intereses. Es la vía más habitual tras la Sentencia 628/215, del Tribunal Supremo de 25 de noviembre.

Por falta de transparencia al no haberse comercializado con la debida información que permita conocer la carga económica y jurídica derivada de sus características, riesgos y funcionamiento.

Antes de presentar la demanda conviene presentar una reclamación extrajudicial. Si no es posible lograr un acuerdo extrajudicial con la entidad emisora de la tarjeta o préstamo revolving, la siguiente fase es acudir a los tribunales. Gracias a la sólida jurisprudencia a favor del consumidores, es muy elevada la tasa de éxito para reclamar este tipo de productos financieros ante los juzgados.

¿Quieres hablar por whatsapp?