El Despacho gana una novedosa sentencia que declara la nulidad de la cláusula de gastos de un préstamo en relación al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas derivados del afianzamiento.

El Despacho ha obtenido del juzgado especializado de Las Palmas una novedosa sentencia que declara la nulidad de la cláusula de gastos y condena a BANCO SANTANDER a devolver los importes cobrados por notario, registro de la propiedad, gestoría e impuestos, así como al pago de las costas del procedimiento.

La particularidad de la sentencia es que no se refiere al impuesto de Actos Jurídicos Documentados (el derivado del préstamo hipotecario), sino al impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas derivado del afianzamiento, donde claramente la Ley considera sujeto pasivo (obligado tributario) al acreedor afianzado (al Banco), lo que supone una infracción directa de la Ley Genera de Defensa de los Consumidores y Usuarios cuando considera abusiva “la estipulación que imponga al consumidor el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el empresario”.

Si quiere reclamar la nulidad de la cláusula de gastos de formalización de su hipoteca, la cláusula suelo, multidivisa o IRPH, y recuperar las cantidades abonadas por estos conceptos, contacte con nosotros, el Derecho Bancario es una de nuestras especialidades.